El quimigrama es una técnica pictórica que produce imágenes combinando procedimientos y materiales propios de la pintura y de la fotografía. Los materiales fotográficos sensibles a la luz se utilizan sin la mediación de una cámara y en un ambiente iluminado, obteniendo resultados similares a los de una acuarela. Pierre Cordier ha dedicado los mayores esfuerzos en la exploración y realización de esta técnica que comenzó a practicar en 1956 y a la que en 1958 llamó "quimigrama".​ Mediante ese nombre establecía un paralelismo con el fotograma, ya que ambos se obtienen sin el empleo de una cámara.
Mientras que en el fotograma se colocan objetos sobre una superficie fotosensible, como una película o papel fotográfico y después se exponen, en el en el quimigrama el uso de químicos y bloqueadores crean la imagen.
El uso del término "lumen print" es una variación del fotograma tradicional, ya que el lumen se procesa (expone) a plena luz del día y no en un laboratorio fotográfico.
FotogramasQuimigramas